Semana Mundial de la Lactancia Materna 2017

Como todos los años, del 1 al 7 de agosto, en todo el mundo se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna con el objetivo de concientizar, comunicar información y brindar recursos para mejorar la salud de los bebés de todo el mundo. Éste año el lema que convoca es “Construyendo alianzas para proteger la lactancia: por el bien común, sin conflictos de interés”, con la idea de orientar los esfuerzos para trabajar en forma conjunta con los gobiernos, afianzar y crear vínculos entre los establecimientos sanitarios y las comunidades e impulsar redes que protejan, promuevan y apoyen la lactancia.

Importancia de la lactancia materna

La lactancia materna es un acto de amor pero como la naturaleza es sabia, además tiene innumerables beneficios: es ecológico, económico, práctico. Es una etapa muy importante de la maternidad: provee ventajas para el bebé y la madre, tanto en el aspecto fisiológico, psíquico y su relación con el bebé recién nacido. Es el mejor alimento y es vacuna: la leche materna es la “primera inmunización” del bebé, y no existen fórmulas alternativas que puedan aportarlo en su totalidad.

Se ha demostrado que en muchos aspectos la leche materna es única y no es posible reproducir su composición exacta, ya que varía de una madre a otra, de un día a otro, en diferentes momentos del día e incluso durante una sola mamada, siendo incluso distinta del principio al final de la misma. Esto es algo que las fórmulas artificiales no pueden ofrecer, ya que no son individualizadas. Ante todo esto, juntos debemos recapacitar sobre esta situación, para revalorizar y alentar que las madres den el pecho a sus bebés. Amamantar aporta los nutrientes, el cuidado y el afecto que el niño necesita para crecer y desarrollarse saludablemente.

 

Mi experiencia con el amamantamiento

Entendiendo a la perfección todos los beneficios de la lactancia materna, yo tuve dos hijos y con cada uno mi experiencia respecto al amamantamiento fue completamente distinta. Al contrario de lo que podría imaginarse, mi primera experiencia requirió mucho esfuerzo físico y mental (sangre, sudor y lágrimas) que extendí como un logro hasta los 8 meses pero mi segunda experiencia la viví como un fracaso desde el día en que salí del sanatorio. Porque me volví a sentir primeriza, no me acordaba las posturas para amamantar asique me contracturaba al punto de no poder moverme o sentir constantes náuseas, dudaba si estaba prendiendo bien porque sangraba a diario con mucho dolor y no tenía una noción de las tomas y frecuencias.

Toda la información que supuse sabía, había desaparecido. La puericultora vino el último día de mi internación: yo ya cambiada para volver a mi casa le repetía a la enfermera que no podía partir sin hablar antes con una puericultora. La visita no llegaba ya que habían nacido muchísimos bebés y le estaban dando prioridad a las primerizas. Pero yo me sentía tan primeriza como con el primero.

Al salir, me bombardearon una y otra vez mensajes como “esa beba se quedó con hambre”, “no debes tener nada de leche”, “sos demasiado flaca, no vas a tener con qué alimentarlo”, “yo era una vaca lechera y mi hijo estaba gordooo, pero hay chicas como vos que tienen leche mala, que no alimenta, no lo tomes a mal”. Podría seguir con la cantidad de comentarios ridículos y completamente fuera de lugar que me hicieron, supongo que sin malas intenciones, durante el primer mes. Las hormonas, el cansancio, la guardia baja hicieron que alguna parte de mí lo empiece a creer.

Qué puede ayudar

Por eso, personalmente yo no tengo ninguna duda que la leche materna sea el mejor alimento, que es vacuna, que favorece el vínculo mamá-bebé y aunque yo no tuve la mejor experiencia, sigo pensando que casi todas las mujeres podríamos mejorar nuestro amamantamiento, si se diesen algunas condiciones

  • información, pero de parte de los profesionales, y menos opiniones no solicitadas de familiares, amigos, niñeras, extraños por la calle y demás.
  • apoyo tanto del entorno cercano, empezando por la pareja, la familia y quienes acompañan en el cuidado de los chicos, como de la sociedad entera, que respeten la decisión de la mamá y favorezcan ese esfuerzo. Desde los lactarios, o si estás en la calle, poder entrar a un comercio para sentarte tranquila, dejar los bolsos y alimentar al bebé.
  • políticas desde el estado: debe existir un compromiso en materia de licencias familiares y de lactancia materna en el lugar de trabajo, basadas en las directivas sobre protección de la maternidad de la Organización Internacional del trabajo (OIT). Son necesarias políticas que defiendan el derecho a amamantar, programas bien estructurados, eficientes y adecuadamente financiados.
  • menos “dedito criticón”, es decir, dejar de juzgar (empezando por las mismas mujeres) especialmente a quienes toman la decisión consciente de dejar de amamantar, porque se trata de su crianza, su historia y su maternidad. Cada mamá y cada hijo son diferentes. Cada hijo llega en una etapa diferente de la vida y no lograr una lactancia materna completa o prolongada no te define como mamá ni como persona. De hecho muchas excelentes puericultoras que hoy se dedican a ayudar a otras mamás a mejorar su lactancia, han pasado ellas mismas por experiencias difíciles o poco exitosas que fueron su impulso para ayudar a otras madres a que no pasemos por lo mismo. Probablemente si obtuviésemos más información, más apoyo y mejores políticas de estado, el abandono sería consecuentemente menor.

Naturalmente es un tema que me toca de cerca y me interesa mucho, ya que el verdadero cambio para favorecer la lactancia materna debe ser cultural y todos somos responsables de ello.

 

Dónde encontrar buena información y asesoramiento, ésta semana y durante todo el año

Desde el Blog, quisiera ofrecerte ideas de lugares a dónde concurrir para encontrar información porque a veces sabés que existen los recursos, pero te sentís desorientada.

El lunes pasado, participé del desayuno informativo sobre lactancia materna por invitación de Chicco Argentina, en el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que contó con con la interesante exposición de la Lic. Silvina Gradi, psicopedagoga y puericultora de FUNDALAM –que como dato de color es también cantante y madre de 5 hijos-  y el Dr. Lionel Cracco (Director Coordinador del Hospital Materno de Tigre que contó su experiencia tanto en el ámbito privado como en el público). La charla fue muy valiosa porque hablaron principalmente de la importancia de las políticas públicas y el apoyo del entorno.  Luego hubo un espacio para hacer consultas, compartir experiencias y aunque yo ya no esté amamantando, me sirvió para desterrar algunos mitos que me quedaron como “fantasmas” por mi última experiencia.

Ellos nos contaron que ésta semana y hasta el 7/08 vas a encontrar charlas gratuitas todos los días en los hospitales públicos, asique te animo a que chequees la cartelera en tu hospi más cercano.

De todas maneras en Buenos Aires todo el año vas a encontrar encuentros muy interesantes tanto para las embarazadas, como para las primerizas y las que como yo, necesiten recordar u aprender todo de nuevo con cada bebé.

Uno de los contactos clave es FUNDALAM, de la que la Lic. Gradi forma parte hace ya varios años. Me gusta porque es un lugar reconocido, donde brindan atención gratuita de consultas de lactancia y crianza. Horario: Lunes a Viernes de 9 a 17hs (para una mejor atencion reciben a las madres hasta las 16 hs). Brindan charlas abiertas y gratuitas sobre lactancia, charlas sobre destete, y también hay grupos para padres de embarazos múltiples y de bebés con necesidades especiales (consultar por fechas). Reciben consultas en forma telefónica en el 4701-7444 o por mail. Dónde:  Gral Paz 898 (esq. Cuba). Tel.Web: http://www.fundalam.org.ar

Otro dato es la página web de la puericultora Paola de los Santos conocida también como “Paola Lactancia” muy didáctica, súper lógica en sus consejos, comprensiva con las dudas y muy cálida (clave) que conocí en la semana de la lactancia el año pasado cuando asistí a una charla. En su web http://www.lactancia.com.ar brinda información y a través de sus redes podrás enterarte de más encuentros y charlas abiertas.

Además, en el Sanatorio Mater Dei (San Martin de Tours 2952, CABA / Tel: (+54 11) 4809-5555), todos los miércoles del año, de 18 a 20hrs en la Sala Padre Kentenich, se realizan charlas sobre lactancia con entrada libre y sin inscripción previa, dirigido especialmente a Madres embarazadas – Madres en período de amamantamiento. A cargo de las técnicas universitarias en puericultura y crianza Valeria Wasinger y Mercedes Sallenave.

También tené en cuenta otros sanatorios y clínicas a los que usualmente concurras. Entrá en sus webs o fijate en sus carteleras porque puede que encuentres más charlas, cursos y talleres. Por ejemplo, el 5 y el 8 de Agosto el CDRossi, ofrece charlas gratuitas del lactancia con inscripción previa (toda la info en su web).

 

Espero te haya sido útil el post. Tené en cuenta que mi experiencia es sólo eso: lo que me tocó vivir a mí durante un tiempo y circunstancias determinadas, asique tu experiencia puede ser completamente distinta. Seamos respetuosos siempre y si queremos ayudar (y ayudarnos), hagámoslo ofreciendo apoyo y acompañamiento y entre todos bregando por políticas públicas que beneficien a la sociedad entera. Como siempre, el cambio cultural depende de todos nosotros.

 

#SMLM2017  #AlianzaPorLaLactancia #yopongoelpecho #chiccoponeelpecho