La colección de Playmobil más grande de la Argentina en el Museo de la Ciudad

Hoy les recomiendo la visita con los chicos a la muestra especial de Playmobil en el Museo de la Ciudad:  #BAdeColeccion Playmobil, es la exposición más grande de Playmobil en Argentina.

Éste fue uno de los datos que no dudé en agendar entre mis favoritos. No sólo me atrajo la temática (el Playmobil me remonta a mi infancia y gracias a mi mamá seguimos conservando para que jueguen mis chiquitos), sino que además me interesó especialmente poder disfrutar de una colección privada. Siempre me imagino la cantidad de coleccionistas que deben existir ordenando meticulosamente increíbles juguetes, autos, trenes o soldaditos que nunca llegaremos a ver. El esfuerzo por exhibir colecciones privadas siempre es muy apreciado y bienvenido.

 

Otra ventaja es que pueden visitarla todos los días de manera gratuita con los chicos que se encuentran de vacaciones (aunque les juro los adultos también quedamos fascinados). Van a encontrar más de 2.500 figuras del muñeco, nacido en Alemania en 1974, prolijamente expuestos en maquetas protegidas por plásticos (asique no hay que preocuparse por los deditos curiosos que quisieran tocar todo, un alivio).

 

Es una expo temporaria, en la sede que queda a una cuadra y media de la Plaza de Mayo, por lo que es fácil acceder con medios de transporte público. Si van en auto, respiren profundo porque la zona está en obra y el tráfico un poco lento. Si van con cochecito tengan en cuenta que las veredas son muy angostas porque el barrio es muy antiguo y actualmente están bastante deterioradas, por lo que avanzar es un desafío (pero la muestra vale el esfuerzo). Por experiencia propia como en todo el microcentro, les recomiendo conviene tomen ciertos recaudos de seguridad, por ejemplo llevar la mochila por delante y no dejar el celular en el bolsillo.

Para los más organizados que me preguntan cuánto dura la visita, les cuento que el programa es corto, la muestra es pequeña a menos que quieran acceder a otras muestras del museo, asique si van a ver sólo Playmobil, mi recomendación es que lo tomen como punto de partida para otros programas. Como ejemplo les cuento que nosotros continuamos nuestro día en el PROA (maravilloso) del que les voy a hablar en el próximo post, pero también pueden aprovechar el Museo de Arte Moderno que tiene increíbles actividades para hacer con chicos y se las cuento en éste POST sobre el MAMBA (nunca los museos estuvieron más predispuestos a recibir niños como hoy en día).

 

Dónde comer con Chicos

Cuando busquen dónde almorzar con chicos, están en microcentro, asique van a encontrar muchísimas opciones por la zona, especialmente si buscan por la calle Florida. Yo había escuchado hablar del nuevo restaurant “Carne” que se especializa en hamburguesas. Tiene una sucursal a media cuadra del museo, está excelentemente puesto, es limpio y para nuestra sorpresa cuenta con menú infantil a un precio razonable y con buen tamaño (hasta yo me pedí el menú de los chicos).

 

Qué van a encontrar en la exposición

La mayoría de los muñecos de la exposición miden 7,5 centímetros de alto (el tamaño real del Playmobil), pero también hay otros más grandes, de 60 centímetros, y cuatro “gigantes” de un metro y medio asique preparen las cámaras para sacar muchas fotos.

Los grandotes son el banquero, el guardián, el pirata y el jugador de fútbol, que fue fabricado exclusivamente para el Mundial de Alemania 2006 y, como fue un exitazo, replicaron la idea para los Mundiales de Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y posiblemente lo hagan para Rusia 2018. También hay una edición especial del casamiento de la Reina Máxima con el Rey Guillermo de Holanda.

En el museo, la planta baja está poblada con maquetas de diversas temáticas: es difícil elegir qué ver primero asique optamos por hacer un pequeño pantallazo y luego volver a empezar para ver los detalles.

El mundo pirata cuenta con el barco y un mundo submarino con sirenas, la maqueta de trenes funciona a pilas y a control remoto, el pesebre navideño con figuras egipcias, los romanos, los Reyes Magos también son muy especiales.

La Mesa del Oeste, es un verdadero clásico de los Playmobil: con indios y soldados de la Confederación y minas de oro, el pueblo y varias casitas. El castillo de hadas y de la princesa, tiene hasta unicornios.

La “Mesa Medieval” se lleva todas las miradas. Se trata de la boda del príncipe y la princesa y de sus particulares invitados

La mesa de la Ciudad con distintas casas y sus mil detalles es impactante y uno quisiera volverse miniatura para poder recorrerlas. Abarca varias épocas, desde lo victoriano a lo moderno, y uno puede ver cómo fue evolucionando el Playmobil como juguete con el correr del tiempo.

El Playmobil representa uno de los mayores símbolos de la infancia para los argentinos de entre 35 y 45 años. Jugar con muñecos articulados y darles vida a las historias era central en tiempos en que las computadoras y los videojuegos se encontraban en pañales. Por eso, el encanto por este carismático juguete se fue trasladando de generación en generación como un gran amor que aún perdura.

Sobre el coleccionista

El dueño de ésta maravilla es Juan Dethloff, un técnico textil de 45 años que vive en Olivos y es el mayor coleccionista de Playmobil del país. Él tiene dos hijas y por sugerencia de su esposa Mariana, le acercó la propuesta de muestra al museo.

La pasión de Dethloff comenzó en 1978, cuando recibió el primer Playmobil, a los seis años: sus primeras cajas fueron un sheriff, un indio y un policía. Luego su madre los fue donando cuando crecieron y recién a los 16 años empezó a comprarlos nuevamente. Empezó con determinadas cajitas y cuando se quiso acordar ya tenía 20. A los 22 se dio cuenta de que el sentimiento por el Playmobil iba más allá del juguete: el orden lo marcaba y tomaba forma de colección. A los 30, ya tenía más de 100 piezas y su pasión por atesorar estas reliquias fue creciendo.

Sólo el 40% de su colección está exhibida de manera gratuita en el Museo de la Ciudad (¡porque no hay más lugar!). La mayoría de las piezas son de Alemania, también hay juguetes confeccionados en Brasil, Francia, Portugal y Malta (donde está la fábrica) y los Playmobil made in Argentina, bajo la licencia oficial.

La muestra está gustando mucho desde que abrió el 27 de diciembre, y la sala se llena de chicos y grandes. El vocero del Museo, Leandro López, contó que tuvieron 1500 visitantes solamente en la primera semana y un promedio de 400 personas por día, cuando lo usual suele ser unas 60 visitas y unas 4.000 por mes.

 

Datos Curiosos sobre el juguete Playmobil

La creación del Playmobil se remota en los años 70, cuando el alemán Brandstätter le pidió al inventor Hans Beck que creara un muñeco que utilizara menos plástico en la producción. Beck se basó en el Pinocho como prototipo de la figura, que fue tallada en madera pero con articulaciones en las piernas. Entonces, el grupo Brandstätter se encargó de la fabricación en Zirndorf (Alemania). En 1974, lo presentaron por primera vez en el salón de Nüremberg y ha tenido un gran éxito.

Los primeros Playmobil eran americanos nativos, trabajadores de la construcción y caballeros de la Edad Media. Medían 7,5 cm de alto y sus partes móviles eran la cabeza, los brazos, los pies y las manos.

El juguete llegó a la Argentina entre las décadas del 70 y el 80. Aquí, los modelos más populares son el policía, el bombero y el pirata.

Hay 2.700 millones de figuras en todo el planeta, es decir, las poblaciones de China e India juntas. Si se tomaran de la mano, podrían recorrer 3,4 vueltas al mundo.

 


Información Útil

Dónde: Museo de la Ciudad (Sala 1°Piso Altos de “La Estrella”, Defensa 219,  Monserrat, CABA).

Cuándo: Hasta el 11 de febrero.

Horario: Todos los días, de 11 a 18h (excepcionalmente por ésta muestra).

Entrada: Gratis.

Web: http://www.buenosaires.gob.ar/museodelaciudad

Redes Sociales: Facebook y Twitter

Por favor antes de asistir no dejen de chequear la Web oficial y las redes sociales por modificaciones en los días, horarios y demás datos respecto a la muestra

 

Fuente de info: Clarín

Deja un comentario