Miró: la experiencia de mirar empieza de chicos

Las obras de Joan Miró se encuentran en Buenos Aires gracias a una muestra temporaria del Museo Nacional de Bellas Artes. Ayer visitamos el museo con mis hijos y sobrinos y hoy les quiero contar todo para que su visita sea tan enriquecedora como la nuestra. En éste post encontrarán de qué se trata, qué van a encontrar, cómo y cuándo visitarla y qué actividades ofrece el museo para complementar la visita. Es una experiencia que no se pueden perder! Los invito a que sigan leyendo para no perderse los detalles. 

En qué consiste la muestra

Bajo el título “Miró: la experiencia de mirar” el Museo  expone hasta el 25 de febrero de 2018, piezas pertenecientes al Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de España, con 50 esculturas, pinturas y dibujos en y es para todos una oportunidad única digna de visita.

Se centra en el trabajo del artista catalán durante las dos últimas décadas de su vida, cuando realiza un cambio esencial en su trayectoria. En 1956 el artista se traslada a su nuevo estudio de Son Abrines, en Mallorca, y reúne por primera vez toda su producción anterior, con la posibilidad de estudiar y redefinir la obra, y realiza esculturas y pinturas llenas de símbolos personales.

 

¿Se puede visitar con niños?

Lo primero que me preguntan en general es si se puede ir con niños a la muestra, cuando en realidad lo que quieren saber es cómo visitarla con chicos y a partir de qué edades, asique paso a comentarles primero eso.

Se puede visitar a partir de cualquier edad, y no exagero, visitar los museos con bebés es una experiencia súper enriquecedora para padres e hijos. Habían varios cochecitos, no sólo el nuestro. El museo cuenta con rampas y accesos que permiten asistir con cochecito.

Lo único que hay que tener es cuidado llevando las mochilas por delante para no sufir accidentes que pongan en riesgo las obras. Éste es otro de los puntos. En todos los museos deben ser silenciosos por respeto a todos los visitantes. Sin correr, ni levantar la voz, la experiencia es tranquila, reflexiva y sin dudas para el recuerdo. Cuando organicen el programa, vean cuántos niños quieren llevar y cuántos adultos conviene que acompañen la visita para poder disfrutarla, atender las preguntas y las necesidades de los chicos.

Es recomendable estudiar un poco sobre lo que van a ver antes de ir, por ejemplo encuentran videos sobre el artista en Youtube, como “Joan Miró biografía para niños” para los más pequeños y hay varias otros videos e incluso libros para los más grandes. Ésto no es un requisito obligatorio, también pueden ir directo y dejarse sorprender, dependiendo de la edad pueden disfrutar los colores, formas e historias que cuenta cada obra de arte a partir de sus títulos al tiempo que nos ayuda a los adultos a redescubrir el arte con otra mirada, porque el arte es para todos.

 

El Museo Nacional de Bellas Artes pensó especialmente en los chicos y sus familias y ofrece una serie de visitas guiadas, talleres y actividades que recomiendo mucho porque complementan y amplían la experiencia de la visita.

 

Nuestra Experiencia de visita

Para los que quieren conocer más sobre nuestra experiencia, les cuento que ayer fuimos con mis hijos y sobrinos, es decir 5 chicos (edades desde el año y medio, cuatro, ocho y diez años) y todos la disfrutaron, cada uno en su comprensión. Llegamos al mediodía para recorrer la muestra por nuestra cuenta y después nos acercamos al Espacio de taller “Mirar para crear” que ofrece dos tipos de actividades. Nosotros aprovechamos “Descubriendo a Miró”” que es un taller abierto y gratuito para familias en torno a actividades sugeridas, para distintas edades a partir de la muestra temporaria de Joan Miró. Éste se encuentra en la misma sala de la exposición, a la izquierda donde también encuentran la tienda y el sector de los toilettes. Fue una gran experiencia para los chicos: sin número (no sé si siempre es así o si según la cantidad de gente van regulandolo) nos acercamos al pasillo donde dos Guías de Taller nos dieron tres fichas por grupo de niños para explorar la muestra y reflexionar en torno a ella. Nos explicó cómo Miró trabajaba los símbolos, que se encuentran descriptos en las paredes del acceso al taller y con ellos salimos a buscarlos entre cuadros y esculturas.

Una vez completadas las consignas, volvimos al espacio del taller donde nos esperaba una pila inmensa de objetos azules y varios “esqueletos” de obras. Miró hacía sus esculturas a partir de objetos cotidianos que recogía en las playas donde se encontraba su taller, asique la idea era jugar uno poco con ese proceso creativo.

Los chicos tomaban piñas, pines de bolwling, coladores, hormas de zapatos, todo azul y uniforme para ayudar a que los objetos dejen de ser lo que fueron, para ser instrumentos de una nueva creación. Los vimos crear durante largo rato, compenetrados en un silencioso trabajo de creación colectiva que nos dejó a todos los adultos asombrados y felices.

 

Pasaron luego a una pared en el fondo de la sala, con proyecciones de formas, donde con tizas dibujaron sus propios universos al estilo Miró.

Sólo el hambre pudo interrumpir el juego entre primos y dimos por concluída la visita, para salir a buscar un rico té (ya que el museo no cuenta con cafetería). Otra buena opción es planear un picnic y llevar manta, lonas y provisiones que pueden dejar en el Guardarropas para hacer la visita más liviana. Los parques y juegos aledaños al museo son lindos y tranquilos. Cuando el piletón en los parques está lleno, se pueden apreciar barquitos a motor piloteados por niños y sus familias, que aunque cada vez se ven menos, son un lindísimo entretenimiento.

 


Actividades para chicos en el Museo Nacional de Bellas Artes

Son varias opciones las que ofrece el museo para complementar la visita:

 

La SALA de talleres del Museo de Bellas Artes ofrece también propuestas para chicos

 

– Ciclo Escuchando cuadros, mirando relatos: Cuentos con Miró.

Actividad participativas para chicos de 5 a 10 años a cargo de Roxana Pruzan. La narración de cuentos es la llave para analizar las obras e imaginar nuevas interpretaciones. Actividad participativas para chicos de 5 a 10 años.

Fechas:

Enero: Sábado 6 y domingo 7, a las 18h. Sábado 27 y domingo 28, a las 18h.

Febrero: Sábado 3 y domingo 4, a las 18h. Sábado 17 y domingo 18, a las 18h.

 

– Miró en tus ojos. Recorrido para familias a cargo de Pablo Hofman. Un poeta enamorado quiere decirle a su amada lo que siente por ella pero no se anima. Con la ayuda de los niños y de las obras de Joan Miró tratará de encontrar el verso perfecto.

Fechas: Sábado 20 y domingo 21 de enero , a las 18.

 

A su vez, el Espacio de TALLER “Mirar para crear” propone:

 

– Miró para crear: Actividad participativa a partir de los 13 años. A través de la observación de algunos recursos plásticos en la muestra temporaria Miró: La experiencia de mirar, se trabajará en el espacio taller. A cargo de Germán Warszatska.

Sábados 27 de enero, 3, 10 y 17 de febrero, a las 18.30.

 

– Descubriendo Miró. Es que que disfrutamos nosotros. Taller abierto para familias en torno a actividades sugeridas para distintas edades a partir de la muestra temporaria de Joan Miró.

Hasta el 18 de febrero: Martes, miércoles, sábados y domingos, de 15.30 a 18 (excepto miércoles 13 de febrero).

 

Todas las actividades son gratuitas y la info se encuentra en la web del Museo

Para otras consultas respecto a las actividades, edades, entradas, etc, por favor dirigirse directamente al Museo.

 

Espero que les sirva el post y los anime y aliente a participar de la muestra y las actividades. Los invito a comentar sus experiencias en los comentaros al post, por mensaje privado o mail, o bien por las redes sociales Instagram y Facebook de Buenos Aires para Chicos.

¡A disfrutar del verano a puro ARTE!


 

Información útil

Av. Del Libertador 1473 | C.A.B.A. | Argentina

Tel 5288-9900

[email protected]

Horarios: Martes a viernes de 11 a 20h, Sábados y domingos de 10 a 20h, Lunes: cerrado

Entrada Libre y Gratuita

Deja un comentario